Home » Análisis Operacional ¿Cómo se puede mejorar la gestión estratégica de tu hotel?
Análisis Operacional ¿Cómo se puede mejorar la gestión estratégica de tu hotel?

Análisis Operacional ¿Cómo se puede mejorar la gestión estratégica de tu hotel?

El objetivo es la optimización del beneficio del hotel a través de la fijación de mejores precios. Para llegar a este punto nos vamos a centrar en el análisis de aquella información que nos permita tomar decisiones de una forma más rápida y más eficiente.

El diseño de una buena estrategia de precios debe ser correcta y llevarnos a una mejora de resultados operacionales dentro de nuestro hotel, es decir a una optimización del REVPAR (precio medio por habitación disponible), y consecuentemente a una mejora de nuestro beneficio operativo por habitación (GOPPAR).

Eficiencia, competitividad y rentabilidad son los tres objetivos a alcanzar por un establecimiento hotelero. Para ello es necesario pensar y analizar el mercado hotelero desde una perspectiva global y atendiendo los cambios del entorno.

En un sector tan complejo como es la industria de la hospitalidad, muchas veces algunos aspectos obligan a dedicar más tiempo a las tareas operativas, descuidando los objetivos relevantes. Por eso, uno de los aspectos centrales del negocio es el análisis desde la perspectiva global. Las compañías hoteleras que disfrutan del éxito duradero mantienen valores esenciales y un propósito fundamental que permanecen fijos en el tiempo; mientras sus estrategias de negocio y prácticas se adaptan continuamente a un mundo cambiante.

Es importante remarcar la importancia de llevar adelante un proceso y un buen plan estratégico, y mostrar las principales herramientas para implementarlos. La estrategia es tanto proactiva, es decir intencional, o de adaptación al entorno que cambia. Para eso los protagonistas deben desarrollar nuevos instrumentos de gestión que apunten a la eficiencia, competitividad y rentabilidad junto con la estrategia que también tiene que ver con una visión a largo plazo. Quienes están al frente de un establecimiento hotelero no solo deben atender el día el día, sino proyectarlo a 5 ó 7 años. Asimismo, es necesario estar atento a los cambios que está teniendo el sector, cuál es el movimiento turístico, los segmentos que están apareciendo y las características propias de cada uno de ellos.

En cuanto al contexto internacional, también hay que analizar el público al que está dirigido un hotel y el contexto en el que se encuentra. Por ejemplo, si el cliente al que se apunta son pescadores del norte de Europa, hay que considerar también lo que sucede en esa región.

El modelo de gestión estratégica cuenta con el respaldo de premisas, principios, objetivos y condiciones básicas para su implementación y ejecución. Entre las premisas se destacan: el compromiso de los miembros de la organización y la definición de una cultura organizacional que facilite el trabajo en equipo. Igualmente, los principios se basan en un modelo de gestión de carácter integral, que garantice la coherencia entre lo estratégico, lo táctico y lo operativo. Además, se sugiere la existencia de un personal con formación en el ámbito turístico y hotelero, lo que facilitaría su participación en el proceso estratégico. Asimismo, el objetivo es contribuir con la mejora de la calidad y la eficiencia de los servicios del sector, y con las condiciones en las que se sustenta el empleo de la herramienta de gestión, para realizar el monitoreo y el control del modelo, de acuerdo con las necesidades propias de cada hotel. El análisis operacional es muy importante como herramienta, ya que identifica áreas de oportunidad en los resultados del hotel. Estos resultados son el reflejo de las estrategias de negocio, de las acciones y decisiones de quienes en él colaboran; por ello la revisión y análisis de los resultados no debe ser sólo trabajo por parte del gerente general. Hoy en día los gerentes de división también participan en todo el proceso por tener la facultad en la toma de decisiones que los involucra en la responsabilidad del logro de sus objetivos.

Los tiempos han cambiado, la administración requiere ejecutivos que, además de operar, administren sus recursos; recordemos que el dinero está en la operación. Un proceso gerencial con participación activa de los gerentes de área en la administración y la evaluación de resultados, en coordinación con el control y gerencia general del hotel, ayuda en la búsqueda de oportunidades a través del plan de las distintas utilidades.

¿Quieres estar al tanto de noticias y consejos sobre el sector hotelero?

Te ayudamos a desarrollar y optimizar tu proyecto hotelero.

¡1º consultoría gratis!
Consultoría Hotelera
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información