Home » ¿Cuál debería ser la rutina de un buen director de hotel?
¿Cuál debería ser la rutina de un buen director de hotel?

¿Cuál debería ser la rutina de un buen director de hotel?

La palabra “dirección” puede definirse como “acción y efecto de dirigir”, usándose también para designar “el conjunto de personas encargadas de dirigir una empresa”. Esta definición se corresponde como traducción de la palabra “management”.

El empresario hotelero tiene que prever y organizar el futuro del hotel así como orientar las estrategias, planificar, coordinar objetivos y medidas, como proceso sistemático de previsión de futuro. La planificación prepara la adaptación del hotel a las modificaciones del medio ambiente y obliga a buscar objetivos posibles. El “management” debe saber ofrecer a los empleados las motivaciones necesarias para dinamizarlos, sometiéndolos constantemente a formación continuada para aumentar la capacidad y la voluntad de acción.

Las funciones principales de la dirección hotelera son:

  1. Determinar los objetivos.
  2. Fijar la política de la empresa.
  3. Determinar la estructura de organización.
  4. Fijar planes de acción, financieros, humanos y materiales.
  5. Establecer normas administrativas de la empresa.
  6. Determinación de programas.
  7. Fijación de medios.
  8. Desarrollo y cumplimiento de programas.
  9. Proveer de personal a la organización.
  10. Mantener relaciones exteriores.
  11. Organización de actividades.
  12. Dirección de personal.
  13. Coordinación de actividades.
  14. Comprobación de resultados.
  15. Corrección desviaciones presupuestarias.

Estas funciones se deben llevar con autoridad y responsabilidad para dirigir el trabajo, tomar decisiones y hacer que sus subordinados cumplan las órdenes. En esta ocupación se atiende a cuatro líneas básicas:

  • Todo lo relativo a la prestación de los servicios derivados del alojamiento y alimentación de los clientes.
  • Las actividades encaminadas a la promoción, publicidad, y relaciones públicas del establecimiento hotelero.
  • La administración contable y financiera.
  • La introducción y el mantenimiento de normas, tanto para la política de personal como para la compra y reposición de material.

Dependiendo de la dimensión del hotel, la dirección se encuentra más o menos especializada, provocando una excesiva variedad de actividades a desarrollar y una gran responsabilidad que no permite, en muchos casos, que se realicen tareas de gran relevancia o que se descuide alguna de las fases del proceso productivo.

La figura del director de hotel puede o no, coincidir con la figura del propietario, en el caso de grandes establecimientos y cadenas hoteleras donde son habituales los contratos de gestión o arrendamiento, no suelen coincidir.

Cuando ambos coinciden, suelen tratarse de negocios de tipo familiar y pequeño tamaño, en los que la especialización de la dirección es baja, asumiendo un gran número de tareas.

El perfil del director de hotel es muy importante a la hora de la selección del mismo. Cadenas hoteleras, y hoteles independientes seleccionan el personal más cualificado en este puesto en función de sus necesidades y objetivos.

¿Existen ventajas para la dirección hotelera en colaboración con los tour operadores?

Los hoteles situados en zonas turísticas son quienes, por regla general, sostienen unas relaciones comerciales cualitativas y cuantitativas más amplias con los tour operadores y agencias de viajes. Esto supone para el hotelero disponer de una oferta estable, en materia de habitaciones y de precio, con bastante meses de anticipación, pero ello no significa que en la actualidad y por esta vía se consiga obtener el 100% de ocupación.

El hotelero generalmente preferiría utilizar el canal directo de venta, vendiendo por sí mismo el producto evitando los intermediarios, también es cierto que actualmente la estructura de la clientela ha cambiado mucho y por ello es necesario la colaboración entre el hotel y tour operador. Existen muchas razones que avalan esta postura por ello entre las más destacables destacamos las siguientes:

  1. Para el hotelero significa un menor esfuerzo de ventas y promoción.
  2. El recurso a un intermediario permite una difusión mucho más amplia del producto. (difusión geográfica).
  3. Asegura una publicidad para el hotel, ya que figura en el tour operador, el cual edita muchos miles de ejemplares para darse a conocer.
  4. El tour operador conoce mejor el mercado en el que opera y para el cual obtiene una segmentación adecuada.
  5. Desde el punto de vista hotelero, es muy importante diversificar la oferta a efectos de evitar el canal único, ya que podría producir efectos graves.

Es importante señalar que las relaciones hotel – agencia de viajes se desarrollan sustancialmente bajo las mismas premisas que con los tours operadores, por lo cual, todo lo que concierne a unas es aplicable a las otras.

¿Quieres estar al tanto de noticias y consejos sobre el sector hotelero?

Te ayudamos a desarrollar y optimizar tu proyecto hotelero.

¡1º consultoría gratis!
Consultoría Hotelera
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información