Home » Edificios antiguos convertidos en hoteles boutique
Edificios antiguos convertidos en hoteles boutique

Edificios antiguos convertidos en hoteles boutique

Hotel es todo aquel establecimiento que ocupa la totalidad de un edificio o parte del mismo completamente independizado, constituyendo un todo que facilita al público tanto el servicio de alojamiento como el de comidas, con sujeción a la elección propia del cliente.

Los hoteles cuentan con una gran variedad de servicios según la categoría del hotel, por ejemplo, a nivel de cinco y cuatro estrellas lo más frecuente es que cuenten con los siguientes servicios, además del de habitaciones y manutención:

  • Teléfono, fax, etc.
  • Servicio de comidas y bebidas en habitaciones.
  • Mini- bar en habitaciones.
  • Lavandería.
  • Bar.
  • Cafetería.
  • Discoteca.
  • Tiendas.
  • Peluquería.
  • Sauna, etc.


Para los turistas, renunciar al patrón del hotel estándar puede significar la búsqueda de características más novedosas, como la historia del propio edificio, el carácter personal y único, así como las mejores comodidades y servicios.

Con el propósito de atraer nuevos huéspedes y hacerlos vivir una experiencia diferente, los hoteles han apostado por convertir viejos edificios con riqueza arquitectónica de la ciudad, en hoteles con encanto.

La arquitectura junto con el diseño de interiores es una de las principales atracciones que llevan a los clientes a elegir este tipo de alojamientos. Los corazones de las ciudades están llenos de joyas arquitectónicas y edificios únicos que cada año admiran miles de personas que las visitan. Pasear por distintas calles es como entrar en un escaparate inacabable de pequeños y grandes detalles que dan una personalidad especial a estas calles y edificios.

La singularidad y el carácter de los hoteles boutique, por lo general, son una gran fuente de inspiración y provocan un amplio interés en virtud de su ubicación en un edificio histórico, su diseño contemporáneo o tal vez incluso su ubicación en una casa excéntrica y decorada con objetos de mercadillos.

Los hoteles dan una segunda vida a edificios que ya tuvieron, en el pasado, una vida importante. Esto siempre ha existido, pero ahora se ha convertido en algo muy común dentro del mercado.

Este año abrirá The Silo, en Cape Town, que está construido en una antiguo silo. The Line, en Washington DC, está en una iglesia de la zona de Adams Morgan, y el 21C Museum Hotel Nashville en un almacén que forma parte de National Register of Historic Places de Estados Unidos. ¿A quién no le gustaría dormir en un espacio así, con ese peso arquitectónico y cultural? Esta recuperación de lugares históricos se convierte en un interesante protagonista.

En paralelo, los hoteles se responsabilizan de algo: atraer energía a barrios antes olvidados. No se habla de lugares debilitados, sino de sitios en los que la vida hotelera era escasa. Existen hoteles que se instalan en lugares poco previsibles confirmando que el futuro es de los valientes y para aquel que se arriesga a innovar.

En Nueva York, ya aburridos del SoHo y los dos Upper, surge vida hotelera en barrios como Hell’s Kitchen (Hotel Ink48), en el puente de Brooklyn, en el Hotel Brooklyn Bridge o en el Seaport, un complejo de residencias que es casi un resort.

El término hotel boutique es originario de la Europa de los años 80. Se utiliza para definir a aquellos hoteles con ambientes íntimos y poco convencionales, generalmente con una denotación de lujo. Suelen ser hoteles pequeños, de pocas habitaciones, con una personalidad e identidad propias, y en muchos casos ubicados en antiguas edificaciones tal y como hemos mencionado anteriormente (castillos, mansiones, o cascos históricos). Ofrecen, a diferencia de las grandes cadenas hoteleras, servicios y atención personalizada, gran privacidad y están dotados de instalaciones extraordinarias. Por lo general se ambientan en un estilo o temática específicos.

Se entiende que las principales causas de que se estén produciendo más reconversiones son que por un lado, no existe tanta oferta disponible de hoteles en venta en el mercado; y, por otro, la que existe todavía no ha ajustado su precio a lo que los inversores están dispuestos a pagar, por lo que las reconversiones se deben principalmente a que se ajusta más al presupuesto la reconversión de un edificio existente y que, además, permite que el proyecto se adapte desde el inicio a los estándares de las cadenas que están contemplando operar dichos hoteles.

¿Quieres estar al tanto de noticias y consejos sobre el sector hotelero?

Te ayudamos a desarrollar y optimizar tu proyecto hotelero.

¡1º consultoría gratis!
Consultoría Hotelera
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información