Home » Lo que debes considerar para crear un “hotel destino”
Lo que debes considerar para crear un «hotel destino»

Lo que debes considerar para crear un «hotel destino»

El viajero moderno busca vivir experiencias únicas, y en función de ese interés escoge un destino u otro. Aunque existe un amplio abanico de opciones en cuanto a destinos naturales y culturales, también existen hoteles cuya sola visita merece la pena. Estos establecimientos turísticos se conocen como “hoteles destino”. Tal y como su nombre lo […]

El viajero moderno busca vivir experiencias únicas, y en función de ese interés escoge un destino u otro. Aunque existe un amplio abanico de opciones en cuanto a destinos naturales y culturales, también existen hoteles cuya sola visita merece la pena. Estos establecimientos turísticos se conocen como “hoteles destino”.

Tal y como su nombre lo dice, los turistas viajan con el objetivo de hospedarse en los hoteles destino y vivir experiencias inolvidables. En otras palabras, el hotel es su destino. Por ello, este tipo de alojamiento puede ser la clave que potencie el éxito. Sin embargo, existen varios factores a tener en cuenta para que un hotel sea considerado como “hotel destino”. En este artículo te hablaremos sobre dichos factores.

1.Ubicación del establecimiento

Una ubicación estratégica puede convertir un alojamiento turístico en el hotel destino favorito de muchos. Tanto es así que la localización del hotel incluso se puede convertir en un factor diferencial y exclusivo, si a esto se le suman los otros factores que verás más adelante.

Por ejemplo, mientras que en el centro de la ciudad hay muchas opciones de hoteles donde alojarse, existen pocos establecimientos ubicados en la cima de una montaña. Si a su vez este hotel cuenta con una temática única, el atractivo para los turistas va a ser mayor. Esto hará que los visitantes escojan dicho hotel como destino.

2. Segmentación del nicho de mercado

Los hoteles destino no están diseñados para satisfacer la demanda de todos los usuarios, sino que van dirigidos a un segmento específico de turistas. La razón es que un establecimiento hotelero de este tipo cuenta con características determinadas que lo hacen atractivo para ciertos tipos de usuarios.

No cabe duda de que la segmentación del nicho de mercado es un factor crucial que se debe considerar para tener un hotel destino. Es necesario conocer correctamente qué tipo de usuario se desea atraer, y a partir de ello se crean los servicios y productos para satisfacer dicho segmento.

Existen muchos ejemplos de hoteles destino que han conseguido enfocarse con éxito a un público determinado, como por ejemplo los hoteles gamers o los hoteles musicales. Así que, para tener éxito como hotel destino, la segmentación es fundamental.

3. Servicios y productos ofrecidos

Al igual que como ocurre con la segmentación, los servicios y productos que ofrezca el hotel son esenciales para convertirlo en un hotel destino. Esto es especialmente cierto para la época actual, donde los turistas buscan vivir experiencias inolvidables y transformadoras. Es necesario que el hotel le brinde a sus clientes la posibilidad de vivir esos momentos.

Los servicios y productos que se ofrezcan deben salirse de la norma y ser un diferencial clave de la competencia. Deben ser innovadores, únicos, modernos y personalizados, de acuerdo a las demandas y necesidades del segmento del mercado elegido.  Con esto en mente, el establecimiento será un hotel destino exitoso.

4. Diseño arquitectónico

La arquitectura y el diseño que tenga el alojamiento turístico son otro factor que se debe considerar para un hotel destino. Y es que con un buen diseño arquitectónico es posible crear un ambiente único y memorable para atraer a los huéspedes. Lo esencial es que cada aspecto del diseño, desde la entrada hasta las habitaciones y las áreas comunes, refleje la temática y la identidad de la marca.

La arquitectura puede ser utilizada para contar una historia y crear un ambiente específico. Por ejemplo, en los hoteles destino musicales se pueden utilizar elementos como guitarras gigantes, posters de conciertos y artefactos de la música en las paredes como parte del diseño. Esto no solo hace que el hotel sea atrayente para los huéspedes, sino que también establece una conexión emocional con la marca y refuerza su identidad.

Conclusión

Un hotel destino cuenta con elementos diferenciadores que atraen a los usuarios, hasta tal punto que muchos de ellos viajan solo para poder conocer dicho establecimiento turístico. Por eso, tener un hotel destino puede ser una excelente estrategia para posicionarse en el mercado y alcanzar el éxito.

Para que un hotel sea considerado “hotel destino” hay muchos factores que se deben tener en cuenta, entre los que están la ubicación, el segmento del mercado, los productos y servicios ofrecidos y el diseño arquitectónico. Cada uno de estos elementos debe estar en sintonía con los demás para tener un hotel destino atrayente y efectivo.

Rate this post

¿Quieres estar al tanto de noticias y consejos sobre el sector hotelero?

Te ayudamos a desarrollar y optimizar tu proyecto hotelero.

déjanos ayudarte…
Consultoría Hotelera
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información