Home » ¿Cómo puede un hotel comenzar a aprovechar los nichos de mercado?
¿Cómo puede un hotel comenzar a aprovechar los nichos de mercado?

¿Cómo puede un hotel comenzar a aprovechar los nichos de mercado?

Dentro del plano de los nichos de mercado; ya sabemos que el hecho de apuntar correctamente a ellos, es clave para hacer frente a la competencia, y adaptar los servicios y productos al máximo a la hora de atender mejor a los huéspedes. Por eso, cada vez más, los hoteles se ven obligados a atraer y retener a los clientes.

La distribución de la industria hotelera y sus continuos desafíos, nos hace invertir más en nuevas estrategias para conocer mejor los distintos nichos de mercado, es decir a nuestro futuro cliente y así dar respuesta a sus gustos y necesidades. Los nichos de mercado están al alcance de todos los hoteles, y por tanto de nuevos proyectos y del área de desarrollo fundamental para mantener el crecimiento en una espiral positiva.

Ningún hotel es igual, por lo que sus clientes tampoco lo son. Dentro de este marco, un hotel debe centrarse en cuantificar el valor que puede aportar cada uno de ellos y apostar por llevar la personalización de la gestión a cada uno de los procesos. Hoy en día, la mayoría de los hoteles optan por invertir en marketing y adoptar una perspectiva diferente, enfocando todas sus fuerzas en los nichos de mercado para conseguir los objetivos propuestos.

¿Cómo elige un hotel el correcto nicho de mercado? La segmentación juega un papel muy importante; en primer lugar es mucho más viable localizar el público objetivo, y después, tratar de llegar a ellos a través de experiencias relacionadas con el viaje, la comida, la estancia o incluso las actividades complementarias. Algunos hoteles son ejemplo de que se puede alcanzar un mercado más rentable, si sabemos segmentar nuestro público de forma adecuada, lo cual puede mejorar notablemente la ocupación y la experiencia en sí del huésped.

Ir tras los nichos de mercado no es solo una tendencia, sino que forma parte del progreso y del futuro hotelero. Las tendencias y los patrones cambian constantemente, por eso debemos estar atentos para ir adaptando las distintas estrategia, de hecho las oportunidades que ofrece el mercado a los distintos nichos puede llegar a determinar el éxito de cualquier negocio hotelero.

¿Y en cuántos segmentos debemos dividir a nuestros huéspedes? lo primero es hacer una buena segmentación de mercado, contar con el tamaño del hotel, saber a qué categoría pertenece, tener en cuenta los servicios complementarios que se ofrezca al cliente, las tendencias, y los canales de distribución que se utilizan para llegar a los huéspedes, son solo algunas de las estrategias que no podemos olvidar. Segmentar por tipología de cliente, significa dividir a nuestros clientes en diversos grupos que presenten características comunes favoreciendo con ello al estudio y análisis de rentabilidad de cada uno de ellos. Algunos puntos básicos que no podemos olvidar a la hora de sacarle el máximo provecho a la segmentación:

  • Campañas de marketing dirigidas a determinados segmentos, para conseguir ejercer una acción comercial más específica sobre determinados sectores y poder llegar a influir en la toma de decisiones de nuestro público objetivo.
  • Estrategias y canales de venta y comunicación para cada segmento. Su correcta distribución afectará directamente en la  capacidad de gestión y distribución hotelera. En este punto debemos tener en cuenta que un mismo cliente puede estar en un mismo segmento a la vez.
  • Distintas opciones de precio, dónde la forma de ver estos resultados es mediante las reservas de habitaciones o servicios ofrecidos según el segmento al que pertenezca cada cliente.
  • Adaptación de la oferta de productos y servicios a cada tipología de clientes.

Hay muchas formas de segmentar; podemos hacerlo a través de la tipología del cliente, de los grupos generacionales, por el motivo de viaje o incluso por el canal de venta. Un hotel que tenga identificado a su mercado podrá diseñar propuestas especializadas y así aumentar sus ingresos, mejorar las cuentas operativas, a la vez que la satisfacción del cliente y la reputación del establecimiento.

Hace unos años, los hoteles apenas tenían en cuenta las expectativas de los clientes, más allá de su preferencia por las habitaciones, pero hoy en día, la tecnología está perfectamente implementada en sus rutinas, y por consecuencia, también lo está en las experiencias de los huéspedes.

¿Quieres estar al tanto de noticias y consejos sobre el sector hotelero?

Te ayudamos a desarrollar y optimizar tu proyecto hotelero.

¡1º consultoría gratis!
Consultoría Hotelera
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información