Home » Como aumentar la productividad en un hotel a través del personal
Como aumentar la productividad en un hotel a través del personal

Como aumentar la productividad en un hotel a través del personal

La productividad es un factor que debe de ser controlado en cualquier negocio en todo momento y es que si un negocio deja de ser productivo o bien hacemos algo para darle la vuelta a la situación, no tardará en quebrar.

El sector hotelero trabaja con márgenes cada vez más ajustados, así como con una competencia agresiva que intentará sobrepasarnos. Es aquí donde surge la importancia de exprimir los recursos al máximo, intentando hacer más con menos.

¿Podemos mejorar la productividad de nuestro equipo?

Para incrementar la productividad del hotel a través del personal, previamente nos tendríamos que hacer una serie de preguntas, como las siguientes:

  • ¿Hemos detallado las tareas de cada empleado durante su turno y por cada departamento? ¿Hemos medido esas tareas en base al tiempo que pueden necesitar para llevarlas a cabo, así como teniendo también como referencia los costes de ejecutarla?
  • ¿Tenemos herramientas avanzadas para poder controlar la actividad del negocio?
  • ¿Sabemos que es la grasa del negocio?

Con la “grasa” estábamos hablando de aquellas actividades o comportamientos que podrían lastrar las tareas del personal generando tiempos muertos, cuellos de botellas, tareas repetitivas… en otras palabras, se refiere al tiempo que un empleado estará sin tener una determinada tarea que hacer; en lugar de ello pueden estar haciendo actividades nada productivas.

Mejorando la productividad del hotel gestionando mejor los turnos y la flexibilidad

Dar respuesta a las preguntas anteriores será el primer paso que habrá que darle antes de evaluar si nuestro planning es estable o si bien hay que introducir alguna que otra modificación.

Habrá que determinar el número de reservas que tenemos y hacer una cierta previsión de la afluencia; en base a cómo salgan los números, tendremos a un mayor o a un menor número de personal en el equipo, haciendo más o menos turnos.

Cuando hablamos de flexibilidad, nos referimos al dinamismo a la hora de asignar turnos y horarios a los trabajadores del hotel, en base a la actividad que haya prevista para cada momento.

El hotel no tiene la solvencia como para soportar siempre los mismos costes a la hora de abonar los honorarios de los empleados. En los momentos en los que más trabajo hay, los costes de mantener al personal se verían disparados.

Para evitar esto, existe lo que se conoce como una bolsa de horas; con este concepto se hace referencia a las semanas en dónde se cubren menos horas. De esta forma, estas horas se compensarán con aquellas que se hagan en las semanas en la que se necesitan hacer más. La bolsa ayudará a tener un control, intentando conseguir que el empleado trabaje realmente por el periodo que ha sido contratado, abonando las horas extra si fuera necesario.

Para poder controlar todo el tinglado anterior, será importante que el hotel trabaje con herramientas avanzadas de gestión; así podrá asignar tareas a empleados, gestionar incidencias, horarios especiales, etc.

Con estas claves, mejoraremos la productividad del hotel gracias a la buena gestión de los empleados.

¿Quieres estar al tanto de noticias y consejos sobre el sector hotelero?

Te ayudamos a desarrollar y optimizar tu proyecto hotelero.

¡1º consultoría gratis!
Consultoría Hotelera
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información