Home » Tu proyecto hotelero necesita un buen plan de negocios
Tu proyecto hotelero necesita un buen plan de negocios

Tu proyecto hotelero necesita un buen plan de negocios

El plan de negocio es un documento que cualquier empresa debería tener presente antes de lanzarse al mercado, ya que es la propia tarjeta de presentación del establecimiento, donde se muestran los recursos necesarios, los objetivos y las estrategias a seguir.

El plan de negocio es un documento que cualquier empresa debería tener presente antes de lanzarse al mercado, ya que es la propia tarjeta de presentación del establecimiento, donde se muestran los recursos necesarios, los objetivos y las estrategias a seguir. Podemos decir que dispone de dos enfoques; uno interno, desde el punto de vista de gestión operativa y planificación y otro externo, como herramienta activa de comunicación y comercialización.

Estos documentos se encuentran en constante cambio frente a nuevas actualizaciones, estudios y están sujetos a distintos análisis que se van realizando progresivamente. Por esta razón, es importante para los inversores y emprendedores, ya que les obliga a reflexionar, investigar y visualizar el proyecto como un todo.

Podemos dividirlo en distintas partes:

  • Planteamiento del proyecto: Es la parte que explica la idea de negocio, se describen los aspectos principales del mismo, y se exponen los servicios que se comercializarán.
    Una vez recabada la información necesaria, y con el perfil de proyecto hotelero ya delineado, se definen las bases de lo que será el nuevo hotel: tipo de servicio que se va a ofrecer, a quién se le va a ofrecer, a cuánto y de qué manera se llevará a cabo. Una vez que se ha definido completamente el hotel que vamos a crear, ya podemos pasar a la siguiente etapa del proceso.
  • Comercialización: Después de haber realizado un previo análisis y estudio de mercado, se determinan las estrategias de comercialización que se implantarán, un ejemplo de ello es la fijación de precios y de los distintos canales de distribución que se emplearán, es básicamente abarcar los aspectos relacionados con la venta hotelera.
  • Operación: Parte donde se define la estructura organizacional del proyecto, las políticas administrativas, así como las técnicas y procedimientos para llegar a un buen nivel de estrategia operativa. En esta fase, la estimación de la rentabilidad es lo más importante, ya que a través de la generación de ingresos, estrategias de ventas y marketing y el control de los costes operativos, podemos llegar a definir un buen producto, consiguiendo así una buena gestión de las estrategias hoteleras.
  • Producción: Tras definir la estrategia operativa, podemos puntualizar en la producción y venta de habitaciones, así como la fijación de nuestros proveedores, logística, y existencias, entre otros aspectos. 
  • Estimación de ventas y administración: Fijar un plan financiero, proyectar las ventas, analizar los tipos de demanda (actual, latente y no absorbida) y gestionar correctamente el plan de cuentas, pertenecen a la penúltima etapa de este proceso. 
  • Resumen: Forma parte del paso final del plan de negocios, donde se explica, de manera resumida la inversión requerida y los puntos fuertes del proyecto.

Es un mecanismo para proyectar la empresa en el futuro, prever dificultades e identificar posibles soluciones ante los problemas que pudieran presentarse, es un proceso que busca darle identidad a la propiedad.

Al margen de estos pasos generales, es vital considerar la situación actual de la ocupación hotelera del país, concretamente de la zona en la que vayamos a proyectar nuestra idea, dada la importancia estratégica del turismo. También es relevante considerar las distintas aperturas en los últimos años, la ocupación y el número medio de viajeros que se han desplazado hasta nuestro destino.

Los datos estadísticos pueden ofrecernos referencias muy interesantes en cuanto a las zonas más idóneas para un nuevo proyecto, factores como el exceso de la oferta, resulta de relevancia para estudiar la competencia.

Gracias a diferentes instituciones, podemos llegar a conocer los distintos indicadores sobre turismo receptor, emisor e interno, número y tipos de industrias turísticas, así como cifras del turismo internacional. El sector hotelero tiene una amplia variedad de opciones a la hora de diferenciarse de sus competidores, puede aplicar distintos rangos de estrategias, y apostar por unos servicios novedosos y prácticos de la mano de un buen equipo.

Nuestra consultora puede ayudarte a conseguir la concepción total de tu proyecto hotelero, establecer un pronóstico real de rentabilidad y así comenzar a delinear el perfil del futuro hotel.

¿Quieres estar al tanto de noticias y consejos sobre el sector hotelero?

Te ayudamos a desarrollar y optimizar tu proyecto hotelero.

¡1º consultoría gratis!
Consultoría Hotelera
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información